Inicio arrow Piadas arrow Categorias arrow Aventura arrow CARROS DE FOC, D’AIGÜA I DE GEL
CARROS DE FOC, D’AIGÜA I DE GEL E-Mail
Indice de Artículos
CARROS DE FOC, D’AIGÜA I DE GEL
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7

CARROS DE FOC, D’AIGÜA I DE GEL
(Carros de fuego, de agua y de hielo)

Diario de Carros de Foc.  Recorrido alrededor del Parque Nacional d’Aigües Tortes
y Estany San Maurici, Pirineo Oriental. del 11 al 16 de agosto de 2008

Antonio García y Manolo Vidal del Club Treparriscos

DIA 11, Lunes

Nuestra idea era llegar esa noche a Espot y vivaquear en el aparcamiento para iniciar el treking al día siguiente pensando en hacer tres etapas y media, pero por circunstancias que no vienen al caso llegamos a las 4 de la tarde y con previsiones de tormenta. En el refugio Ernest Mallafré nos dicen que tienen sitio esa noche y decidimos aprovechar la tarde y dormir a cubierto. Cocinamos abundante pasta de tres sabores según los sobres pero idénticos según nuestro paladar, me quemo la lengua intentando probar algo de fideuá (bueeeeno, fideuá…) pues Antonio coge ritmo con la cuchara antes casi de apagar el infiernillo, yo blasfemo, el dice que sople, yo resoplo y me resigno a que él se sacie o se enfríe la comida, lo cual ocurre pronto porque por una parte tiene arrancá de caballo andaluz y pará de burro manchego, y por otra  en cuanto baja de 90º para él la comida ya está fría.
Las previsiones dan con un pleno al quince y, justo después de preparar la impedimenta y a punto de salir, debemos refugiarnos en el coche para evitar un chaparrón, ocasión que aprovecha Antonio para seguir empapándose las instrucciones de su altímetro Suunto recién adquirido (en dos horas sabe más que yo del mío en 4 años, es un auténtico depredador de maquinicas electrónicas). Cuando amaina la lluvia salimos ya con el gore puesto (mal augurio) camino de Mallafré. El camino se adentra en el bosque por unas pasarelas de madera y luego continúa en suave subida, cruzando varias veces la pista muy transitada por los Land Rover taxis que suben al Lago San Mauricio y al refugio d’Amitges. El tiempo va mejorando y cuando llegamos al refugio está despejado.
1.0.Mallafré con Lara.JPGMallafré es un auténtico refugio de montaña, pequeño, penumbroso y un poco agobiante cuando a está a tope de gente como hoy, el cubículo para las botas y mochilas, que además aloja un fregadero, da paso a la ducha (caliente, un lujo oiga) y a los servicios, parece el camarote de los hermanos Marx. Allí, una sargento impone un régimen cuartelero en un nutrido grupo de sorianos, y a Antonio lo pone firme disputándole la propiedad de una bolsa de plástico con un argumento contundente: estoy segura porque es del Mercadona ¿¡¡¡?.  El comedor es acogedor y fuera hay mesas y bancos bajo el bosque, allí entablo conversación con Ion, un joven montañero vasco que me cuenta su aventura por la “Alta Ruta Pirenaica” en solitario; pero lo mejor es la alegría mutua que nos llevamos cuando me saluda Lara, una muchacha mu apañá que estuvo en Granada estudiando y perteneció a nuestro club, el Treparriscos. Está trabajando el verano allí y nos presenta a su madre que ha ido a verla, y al guarda, el simpático Arnau, con diferencia el más competente de todo el parque. Cenamos con ellos (ensalada, macarrones, verduras y guiso de ternera, un sobresaliente a Lara en la cocina) y tras un rato de contarnos respectivamente nuestras andanzas a la luz de la luna y al encanto del bosque, la hora del silencio y los implacables mosquitos autóctonos “pyrenaica draculae”, agresivos e insaciables, nos obligan a retirarnos. En el comedor le han preparado una colchoneta a un soriano que reniega de los ronquidos de sus paisanos, cuando entro al dormitorio me estremece una sinfonía de rugidos feroces, yo me defiendo con mi cansancio y mis tapones de oídos; Antonio, huyendo de la selva, se incomoda a medianoche en un banco del comedor, pero para su desesperación descubre que ha elegido como compañero al jefe de la manada.


 
Siguiente >
clubtreparriscos©2007-2016. E-mail: info@clubtreparriscos.org
En cumplimiento de la Ley 15/1999 LOPD, Ley Protección de Datos de Caracter Personal, el C.A.L. Treparriscos actualmente tiene inscritos todos sus ficheros que contienen datos de caracter personal en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos.